Cervantes Gakuin

Arturo será tu mejor profe de castellano (de Salamanca, la blanca)
.

スペイン語クラス  Clases de español
044-853-1548; 090-6504-7221 までお電話いただくか
アルトウーロ arturo@significantive.com のメール連絡下さい !

2160033 川崎市宮前区宮崎 3-12-6-505 宮崎台レジデンス
東急田園都市線の宮崎台駅から歩いて3
http://cervantesgakuin.com

cervantesgakuin.pdf (ちらし; leaflet; folleto)

東京大会.com   FRONT


<-- A Salamanca

María Cristina me quiere gobernar  Alfonso XII
Me casó mi madre
El patio de mi casa




Quisiera ser tan alta como la luna Campito del moro
La rana Tres hojitas made
Las tres cautivas



Eres alta y delgada Con el vito
Mambrú se fue a la guerra



Conde  Arnaldos
Abenámar
Muere Don Sancho
La doncella guerrera










"Les littératures populaires de toutes les nations; traditions, légendes, contes, chansons, proverbes, devinettes, superstitions"






DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo1


LA MALA REPUTACIÓN

Preposición: a ante bajo cabe con contra de desde en entre hacia hasta para por según sin so sobre tras (Por Castilla y por León / nuevo mundo halló Colón.)
Locución: encima de, debajo de, a la derecha de, a la izquierda de, delante de, detrás de, al otro lado de, de enfrente, de entre, etc.

un... (dos, tres...) algún... mucho... /  el... este... mi... (mío) yo... me... (mí...)

En el jardín
hay (están) dos gallinas.
庭に二羽鶏がいる。(Sentados a la sombra / de un verde limón / había dos amantes /en conversación.) [A unos 200 metros de aquí hay un paraíso (Some 200 meters from here is a paradise)]

Las gallinas están (hay) en el jardín. (その)鶏は庭にいる 。El paraíso está a unos 200 metros de aquí.

(Yo) canto
(Yo) no canto
¿Canto yo? - Sí, (tú) cantas; - No, (tú) no cantas
¿No canto yo? - Sí, (tú) cantas; - No, (tú) no cantas

練習
Usos del verbo QUERER: presente de indicativo (直接法現在), perífrasis (婉曲法), gerundio (ジェランド), pretérito perfecto (過去完了), infinitivo (不定詞), forma progresiva (進行形), presente de subjuntivo (接続法現在)

Quiero y no quiero querer
a quien no
queriendo quiero.
He querido sin querer,
estoy sin
querer queriendo.
Si porque te
quiero quieres,
que te
quiera mucho más:
Te
quiero más que me quieres.
¿Qué más
quieres? ¿quieres más?

Dicho muy deprisa, el trabalenguas más difícil para mí siempre ha sido: Un tigre, dos tigres, tres tigres, tres tristes tigres comiendo trigo en un trigal. Con "hermosísima Tyaratyondyorondyondyo, Tyaratyondyorondyondyo eres más hermosa que Mbazouva y Routagaraouana" también se me traba la lengua.




y (e), ni: Salió al balcón y gritó (Salió al balcón. Gritó). No salió al balcón ni gritó. (Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor [Je ni j'enlève ni je mets roi, mais j'aide à mon seigneur])
Me llamas mañana y te lo cuento.
(Si me llamas mañana te lo cuento [contaré].)
Han estado aquí y no los hemos visto.
(Han estado aquí pero no los hemos visto.)
Era de noche y no se veía nada.
(Como era de noche no se veía nada.)
Llegaron y no había nadie.
(Cuando llegaron no había nadie.)
ya... ya
o sea, es decir
o
pero, aunque, sin embargo


subordinadas sustantivas subordinadas adjetivas subordinadas adverbiales

。。。は

好き

。。。が

me
te
le
nos
os
les

Me

 

gusta
gustan




duele
痛い

el vino.
beber vino.
(el) vino y (las) mujeres.

(el) vino que (me) sirven (las) mujeres.
[subordinada adjetiva]

España
スペインが

Relativo quien aplicado a cosa:
Con dos tragos del que suelo
Llamar yo néctar divino,
Y á quien otros llaman
vino
Porque nos vino del cielo.
Baltasar del Alcázar c 1550 - 1606

Omamori PHP Enero 1986




José Arturo Pérez Sánchez


Mamori es una forma sustantivada del verbo mamoru (proteger, guardar) y la o- que inicia la palabra es el prefijo de cortesía de uso más amplio en japonés; es decir, que si la cortesía en materias semánticas se atavía de o, y si se ha de aplicar la norma indiscriminadamente, ¡oh, toilet!, resulta mucho mejor con la o que sin ella, aunque al entrar en el retrete nos demos cuenta de cuán impreciso ha sido su empleo.Pongo mi talismán favorito encima de la mesa -una almendra que me dejó mi abuela, pulida por el rodar de los años y de formas caprichosas que no sabría describir- y le ordeno que haga honor a su origen, del verbo griego teléo (yo cumplo) y que me permita cumplir, si no con los dioses, sí con los lectores de esta publicación.

En Japón, que los trenes leviten no tiene nada de mágico, que un diseñador de circuitos lógicos crea en brujas no
tiene nada de ilógico y tener unos cuantos talismanes o amuletos que le den un empujoncito a uno en los momentos oscuros, con poderes sobrenaturales concretos, es de lo más natural.  La palabra omamori se refiere a pequeños amuletos, generalmente de papel o de madera, que venden en templos y santuarios. En contraste con el ofuda, de tamaño mayor, que se pone en el kamidana, una especie de altar familiar que hay en algunas casas, estos pequeños amuletos se llevan con uno. Aún se conserva la costumbre de coser omamori a los pañales de los bebés y a la ropa de los niños que celebran los tres, cinco y siete años de edad cuando se les lleva al templo para rogar que se críen bien.

No avanzo en mi escrito, coloco el trébol de cuatro hojas junto a la almendra, pienso en mi mascota, y ya, mucho más tranquilo, continúo.

Los favores que los dioses conceden a los humanos (goriyaku: go
- , prefijo  de cortesía como o ; riyaku, favor divino) pueden ser muy diversos y tan cambiantes como las necesidades sociales.

Hay amuletos que sirven para todo, y de los que antes se esperaba que evitaran enfermedades, calamidades, incendios, etc. Sin embargo, ahora se les pide buen casamiento y mejor casamentero, sobresalientes en los exámenes, etc. De favores para toda la comunidad se ha pasado a favores personales.

Yo, entre nosotros y para que luego nadie se llame a engaños, no tengo mucha confianza en las cosas multiuso; retiro la silla, abro mi caja empotrada, saco la pata de conejo y la pongo junto a la almendra y el trébol de cuatro hojas. Vuelvo a pensar en mi mascota. Me reconforta.

Existen otros omamori a los que, permítaseme llamar sin rubores, de favores especializados. Tenían relación con sequías, lluvias, nacimiento, crecimiento, agricultura, pesca, silvicultura; en la actualidad evitan accidentes de tráfico, velan por la educación de los hijos, hacen que el comercio y la industria prosperen.

En Japón se creía que los espíritus rencorosos de personas que habían odiado en este mundo maldecirían a los seres que en él quedaban; se tomaban precauciones y se les convertía en dioses, o divinidades si así lo prefieren, como vía más expedita para aplacar su ira. Con lo que hubo dioses, paradojas aparte, que nacieron de espíritus iracundos. Este fue el caso de un samurai de la era Heian llamado Michizane Sugawara que murió en Dazaifu (Kyushu), lugar al que había sido confinado por el emperador; al poco tiempo el espíritu colérico de Michizane se llevó al emperador consigo y se deificó al samurai con el nombre de Tenjin-sama. Michizane era un excelente calígrafo, con lo que pasó a ser algo así como el Santo Tomás de Aquino de los estudiantes japoneses. En una sociedad de tanta competencia como ésta, el estudio es algo que no se debe tomar a chirigota ni mucho menos, lo cual hace que los tenjin (santuarios consagrados a Tenjin-sama) proliferen por todo el país y que en ellos sea donde los estudiantes lloren sus cuitas y consigan los omamori que les permitan aprobar el bachillerato y superar las pruebas de ingreso a universidades de prestigio.

Me atranco otra vez, me hago con mi higa (¡horrible cacofonía!), que va a parar al lado de la almendra, el trébol, la pata de conejo. Y tengo presente a mi querida... mascota.

Las mocitas casaderas japonesas ya busquen príncipe azul, o sastrecillo valiente, deberán darse una vuelta por Izumo-taisha (Gran Santuario de Izumo) en la provincia de Shimane, pues si sus poderosos amuletos fallan y de casarse han, sus nombres y encantos irán a parar irremediablemente a un disco de ordenador de agencia matrimonial que, aunque sin ese toque romántico de lo humano, no resulta del todo mal, según he oído.

¿Y el sexo opuesto?, me pregunta una amiga extranjera, de profesión feminista y que me suele acusar de machismo. Bueno... los hombres lo mismo, pero al contrario. Y le pido por favor que no saque las cosas de quicio.

Las futuras mamás tienen su protector en Suiten-gu, Tokio, que aunque no haga del parto un placer de dioses precisamente, pondrá su granito de arena.

Antiguamente los espejos eran símbolos de buena suerte, quizá por ser objetos preciados. Hoy, a los jóvenes les da por coleccionar billetes de tren con nombres de estaciones como Aikoku
(ai, amor), Kofuku (felicidad) y a mí me da que el truco se lo han inventado los hoteleros de los alrededores. Pero, bueno, uno va del amor a la felicidad por el precio módico del billete, más la habitación, claro, si pierde el tren me refiero.

En resumidas cuentas, que el buen hacer comercial japonés alcanza a dioses, templos y santuarios que se modernizan con la sociedad a la que sirven, puesto que después de todo, de transacciones comerciales depende su supervivencia. Ejemplo típico de lo cual se encuentra en Shinsho-ji, llamado popularmente Narita-san por estar en la colina de dicho nombre, y cuyos amuletos protegen de accidentes aéreos desde que se construyó el aeropuerto.

Más diminutivos,
aumentativos, y más muchachas casaderas

 


完了と未完了の対照: Cuando me pesé pesaba.
Cuando me pesé
pesé.

El Verbo Español

canto
cantaré
cante

Probablemente llega.
Probablemente llegará.
Probablemente llegue.

he cantado
habré cantado
haya cantado

Probablemente ha llegado.
Probablemente habrá llegado.
Probablemente haya llegado.

canté; cantaba
cantaría

cantara-se

Probablemente llegó (llegaba).
Probablemente llegaría
.
Probablemente llegara-se.

había cantado
habría cantado

hubiera-se cantado

Probablemente había llegado.
Probablemente habría llegado.
Probablemente hubiera-se llegado.

Práctica del verbo:
(DES)ENGARABINTINTANGULAR

El cielo está engarabintintangulado; (participio)
¿quién lo desengarabintintangulará? (futuro)
El desengarabintintangulador (sustantivo)
que lo desengarabintintangulare (*futuro subjuntivo)
buen desengarabintintangulador será.
*Actualmente en desuso
 

単文

 

能動態

Como pan.

Salgo.

自分の

Me lavo.

相互の

Nos queremos.

欠如

Llueve.

 

受動態

1. Fue detenido por la policía.

2. Fue detenido en Tokio.

3. Se registró su detención.

El Género: discriminación

Tiene ojos de gato, y no es gato;
Orejas de gato,  y no es gato;
Patas de gato,  y no es gato;
Rabo de gato,  y no es gato.



Diminutivos en ITO:  
La pastora You Tube

Estaba una pastora, larán, larán, larito,
estaba una pastora cuidando un rebañito.

Con leche de sus cabras, larán, larán, larito,
con leche de sus cabras haciendo los quesitos.

El gato la miraba, larán, larán, larito,
el gato la miraba con ojos golositos.

Si me hincas las uñas, larán, larán, larito,
si me hincas las uñas te cortaré el rabito.

La uña se la hincó, larán, larán, larito,
la uña se la hincó y el rabito le cortó.

A confesar la falta, larán, larán, larito,
a confesar la falta se fue al padre Benito.

"A vos, padre, me acuso, larán, larán, larito,
a vos, padre, me acuso que le corté el rabito."

"De penitencia te echo, larán, larán, larito,
de penitencia te echo que reces un credito."


El credo lo rezó, larán, larán, larito,
el credo lo rezó y el cuento se acabó.


Participios (y algún sustantivo) en AO: Yo soy mexicano You Tube

Yo soy mexicano, mi tierra es bravía,
palabra de macho, que no hay otra tierra,
más linda y más brava que la tierra mía.

Yo soy mexicano, y a orgullo lo tengo,
nací despreciando la vida y la muerte,
y si echo bravatas, también las sostengo.

Mi orgullo es ser
*charro, valiente y bragao,
traer mi sombrero con plata bordao,
que naiden me diga que soy un rajao.

Correr mi caballo, en pelo montao,
pero más que todo ser enamorao,
yo soy mexicano, muy atravesao.

Yo soy mexicano, por suerte mía,
la vida ha querido que por todas partes
se me reconozca por mi valentía.

Yo soy mexicano, de naiden me fío,
y como Cuauhtémoc cuando estoy sufriendo,
antes que rajarme, me aguanto y me río.

Me gusta el sombrero, echado de lao
pistola que tenga cacha de venao,
fumar en hojita tabaco picao.

Jugar a los gallos, saberme afamao,
pero más que todo ser enamorao,
yo soy mexicano muy atravesao...

*Arturo también es charro. En el campo salmantino se monta a pelo
 

Esta noche ha llovido You Tube

Esta noche ha llovido mañana hay barro, (bis)
pobre del carretero que anda con carro.
Quítate niña de ese balcón ...

Porque si no te quitas ramo de flores (bis),
llamaré a la justicia que te aprisione
con las cadenas de mis amores.

Dicen que los pastores huelen a sebo (bis),
pastorcito es mi novio y huele a romero.
Quítate niña de ese balcón ...

Dicen que los pastores huelen a lana (bis),
pastorcito es el mío y huele a retama.
Quítate niña de ese balcón ...

Dicen que los pastores matan ovejas (bis).
También los labradores rompen las rejas.
Quítate niña de ese balcón ...

En medio de la plaza cayó la luna, (bis)
cuatro partes se hizo y tú eres una.
Quítate niña de ese balcón ...

Echa el surco derecho y larga besana,(bis)
labrador de tus padres serás mañana.
Quítate niña de ese balcón ...



 http://es.wikipedia.org/wiki/Gonzalo_Correas
Vokabulario de Rrefranes i Frases proverbiales, i otras Fórmulas komunes de la lengua kastellana, en ke van todos los inpresos antes, i otra gran kopia ke xuntó el Maestro Gonzalo Korreas, Katredátiko de Griego i Hebreo en la Universidad de Salamanka. Van añedidas las deklaraziones i aplikazión adonde parezió ser nezesaria. Al kabo se ponen las frases más llenas i kopiosas.







pa' Casita

REVISTA EXTREMEÑA DE FOLKLORE 1987-2008

Frecuencias de http://corpus.rae.es/creanet.html [versión del CREA (textos de junio de 2008)] por si pudieran servir como referencia en el estudio del español.
1000 palabras más frecuentes
5000 palabras más frecuentes
10000 palabras más frecuentes
CREA_total.zip

 

El mundo estudia espanol 2014.pdf
(no incluye Jap
ón).
Español en el mundo.pdf
 
 

Lengua privilegiada (Fuente: ethnologue.com)

 1. chino (mandarín)

1.213.000.000

 2. español

329.000.000

 3. inglés

328.000.000

 4. árabe

221.000.000

 5. hindi (dialectos)

182.000.000

 6. bengalí

181.000.000

 7. portugués

178.000.000

 8. ruso

144.000.000

 9. japonés

122.000.000

10. alemán

90.000.000


Historia de la Lengua Española



DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo1_de_6

DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo2_de_6

DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo3_de_6

DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo4_de_6

DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo5_de_6

DICCIONARIO DE LA LENGUA CASTELLANA_tomo6_de_6


Universo lorquiano

Guillermo y Maribel

El carbonero


El carbonero por las esquinas,
va pregonando carbón de encina.
Carbón de encina, cisco de roble,
la confianza no está en los hombres.

No está en los hombres, ni en las mujeres,
ni está en el tronco de los laureles.
No está en el tronco, ni está en la rama,
está en el pecho de una serrana.

Una serrana descolorida,
me roba el alma, también la vida.
También la vida y el corazón,
una serrana me lo robó.

¿Cómo quieres que tenga?

YouTube
¿Cómo quieres que tenga (bis)
la, la, la, la cara blanca
si soy carbonerita (bis)
de, de, de, de Salamanca?

En Salamanca tengo (bis)
ten, ten, ten, tengo sembrado
azúcar y canela (bis)
pi, pi, pi, pimienta y clavo.

Tu marido y el mío (bis)
son, son, son, son escribanos,
y en la pluma parecen (bis)
pri, pri, pri, primos hermanos.

El perrito San Roque (bis)
no, no, no, no tiene cola,
porque se la ha comido (bis)
la, la, la, la caracola.

Al aire, sí; al aire, no.
¿Cómo quieres que tenga la cara blanca,
siendo carbonerita de Salamanca?
Al aire, sí; al aire, no.

Cantan los pajarillos en los árboles.
Cantaban y decían: Leré, leré, leré.
Cantaban y decían: Adiós, que yo me iré.


La Pensatriz Salmantina (1777)
Ejemplar de prensa m
ás antiguo de España
que se conserva en la
Biblioteca de Prensa Histórica

La Clara You Tube

La Clara cuando va a misa,
se pone en el Altar Mayor,
con el librito en la mano
pidiéndole a Dios perdón.

¡Ay! Guindilla, guindilla, guindilla,
que ya no te quiere la de la toquilla.
Albardero, albardero, albardero,
que ya no te quiere la hija del herrero.

La Clara cuando va al baile,
forma corro alrededor,
habla, canta, toca y baila
hasta la puesta del sol.

¡Ay! Guindilla, etc.

Es la Clara la mocita
más bonita que se vio,
y que a todos los mocitos
calabazas siempre dio.

¡Ay! Guindilla, etc. 

La muñeca You Tube

Tengo una muñeca vestida de azul,
con su camisita y su canesú.
La saqué a paseo, se me constipó,
la tengo en la cama con mucho dolor.

Dos y dos son cuatro, (2+2
= 4)
cuatro y dos son seis, (4+2
= 6)
seis y dos son ocho (6+2
= 8)
y ocho dieciséis. (8+8
= 16)
Y ocho, veinticuatro, (16+8
= 24)
y ocho, treinta y dos, (24+8
= 32)

ánimas benditas, me arrodillo yo.


 

ROMANCE SONÁMBULO

A Gloria Giner y a  Fernando de los Ríos

  
 VERDE que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.




FABLES DE LA FONTAINE

  


 


La sombra de Arturo es ALARGADA


..\main






Thesaurus hispano-latinus utriusque linguae verbis et phrasibus abundans.pdf


origenes de la lengua espanola.pdf


Nomenclatura Geogr
áfica_de_España.pdf

ORTOGRAF
ÍA_de_la_
LENGUA_ESPAÑOLA.pdf


Historia de la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera.pdf



lefrançais.com d'antan! Mais où sont les neiges d'antan?

Bulletin hispanique
INDEX DES AUTEURS
1899 - 2007
324 numéros
7354 documents

Bulletin hispanique.pdf


EnglishLingua.com
English as a lingua franca (ELF)

listening
speaking
reading
writing

72 ediciones del Romancero gitano en español, y  ediciones en otros idiomas.pdf

Green, how I want you green.
Green wind. Green branches.
The ship out on the sea
and the horse on the mountain.

Ballad of the Sleepwalker

You Tube


inicio

TYARATYONDYORONDYONDYO  (I) (conte herero). French Original: tyaratyondyorondyondyo.pdf

Il y avait une fois une femme qui avait une fille d'une beauté extraordinaire. Tous les regards se reposaient pleins d'admiration sur elle: elle était dorlotée par tout le monde. Aussi était-elle très fière. Le village dans lequel elle vivait était grand et il y avait beaucoup de jeunes filles qui étaient belles aussi.
   Elles allaient ensemble faire paître les brebis et tous ceux qui voyaient la jeune fille disaient:
   Qui est cette belle fille?
  
Les passants brûlaient du désir de la connaître et de s'attirer sa faveur. Un jour, toutes les jeunes filles du village s'étaient réunies, parmi lesquelles Tyaratyondyorondyondyo; c'était le nom de la jeune fille.
  
Elles allèrent ensemble vers les bergers et leur demandèrent:
   — Nous savons bien que toutes nous sommes belles, mais quelle est la plus belle d'entre ous?
   Ils répondirent:
   — Certainement vous êtes toutes belles, mais
la beauté de Tyaratyondyorondyondyo surpasse la vôtre, comme le doigt du milieu les autres doigts.
   Alors elles allèrent toutes avec les bouviers et leur dirent :
   — Nous savons bien que nous sommes toutes belles, mais quelle est la plus belle parmi nous?
   Ceux-ci répondirent:
   — Certainement vous êtes toutes belles, mais Tyaratyondyorondyondyo est plus belle que Mbazouva et Routagaraouana.
  
Les jeunes filles posèrent encore la même question aux ramasseurs de baies qu'elles rencontrèrent, et reçurent la même réponse. Tyaratyondyorondyondyo en devint de plus en plus fière. Les jeunes filles se firent naturellement des signes et dirent:
   — Laissez-la jusqu'à ce qu'on soit à demain matin.
   Tyaratyondyorondyondyo remarqua bien qu'elles avaient quelque dessein secret.
  
Le lendemain, elles se rassemblèrent de nouveau, allèrent la trouver, l'appelèrent et lui diront:
  — Viens, allons jouer.

   Elle leur répondit:
   — Excusez-moi, je ne peux pas venir; j'ai mal à la tête.
  
Elles reprirent :
    — Nous t'en prions, laisse-nous jouer avec toi ; nous voulons jouer à cache-cache.

   Sa mère qui entendait cela dit :
   — N'entends-tu pas ce que disent tes amies ? Cela ne te fera pas de mal si tu te lèves.

   Alors elle alla avec elles. Elles descendirent au fleuve et se dirent:

   — Jouons à cache-cache.
   Tyaratyondyorondyondyo avait une sœur plus jeune et une amie; mais la plus jeune sœur était dans le chantier et Tyaratyondyorondyondyo avait sa servante avec elle.
Alors les jeunes filles lui dirent :
   — Cache-toi.
   Elle se coucha sur la terre; alors une jeune fille lui monta sur le creux de l'estomac.
   — Tu me tues, cria-t-elle.
   L'autre n'écouta pas. Son amie et sa servante
criaient :
— Qu'y-a-t-il ?
N'entendez-vous pas ? Le faites-vous à dessein ?
   L'autre demeura ainsi sur son corps et lui pressa tellement le cœur qu'elle mourut. La servante et son amie la portèrent en terre et pleurèrent. Les autres les menaçaient et leur dirent:
   — Gardez-vous de le faire savoir.

   Quand elles arrivèrent dans le village, les gens demandèrent après Tyaratyondyorondyondyo :
   Elles répondirent :
   — Voilà longtemps qu'elle est revenue, car elle disait qu'elle avait mal à la tête.
   — Elle n'est pas venue ici, dirent les gens.
   Ils la cherchèrent sans la trouver et interrogèrent la servante : celle-ci ne dit rien.
  
Un jour ils interrogèrent des voyageurs :
   — N'avez-vous pas vu un cadavre?
   — Oui, près du fleuve, nous avons vu le cadavre d'une très belle jeune fille.
   On y alla : sa mère pleura tout le long du chemin jusqu'à ce qu'on trouva la morte. Elle l'enleva, l'emporta en pleurant à la maison et l'enterra.

TYARATYONDYORONDYONDYO  (I) (cuento herero). Traducción de José Arturo Pérez Sánchez (Kawasaki 13-I.2012)

Había una vez una mujer que tenía una hija de una belleza extraordinaria.  Todas las miradas se posaban llenas de admiración sobre ella, todos la mimaban. Por eso estaba muy orgullosa.  El pueblo donde vivía era grande y había muchas jóvenes que también eran bellas.
   Iban todas juntas a apacentar las ovejas y todos aquellos que veían a la joven decían:
  — ¿Quién es esta bella
joven?
   Los transeúntes ardían en deseos de conocerla y de conquistar sus favores. Un día, todas las jóvenes del lugar estaban reunidas, entre ellas, Tyaratyondyorondyondyo; era el nombre de la jovencita.
   Se acercaron juntas a los pastores, y les preguntaron:
  — Bien sabemos que todas somos bellas, pero ¿quién de entre nosotras es la más bella?
   Ellos respondieron:
   —
Ciertamente todas vosotras sois bellas, mas la belleza de Tyaratyondyorondyondyo sobresale como el dedo del medio de los otros dedos.
   Luego fueron todas con los vaqueros y les dijeron:
   — Bien sabemos que todas somos bellas, pero ¿quién es la más bella de entre nosotras?
   Éstos respondieron:
   — Ciertamente todas vosotras sois bellas, mas Tyaratyondyorondyondyo es más bella que Mbazouva y Routagaraouana.
   Las jóvenes volvieron a hacer la pregunta a los recolectores de bayas que se encontraron, y recibieron la misma respuesta. Tyaratyondyorondyondyo fue llenándose de orgullo. Las jóvenes se hicieron señas y dijeron con naturalidad:
   —
Dejadla hasta mañana por la mañana.
   Tyaratyondyorondyondyo bien se dio cuenta de que algo tramaban.
   Al día siguiente se reunieron de nuevo, fueron a buscarla, la llamaron y le dijeron:
   —
Ven, vamos a jugar.
   Ella respondió:
   —
Perdón, no puedo ir; me duele la cabeza.
   Ellas continuaron:
   —
Por favor, déjanos jugar contigo; queremos jugar al escondite.
   Su madre, que lo oyó, dijo:
   —
¿No oyes lo que dicen tus amigas? No te hará mal si te levantas.
   Así que se fue con ellas. Bajaron al río y dijeron:
    —
Vamos a jugar al escondite.
Tyaratyondyorondyondyo tenía una hermana menor y una amiga; pero la hermana menor estaba en el taller y a Tyaratyondyorondyondyo la acompañaba su sirvienta. Luego las jóvenes le dijeron:
   —
Escóndete.
   Se tendió en el suelo; entonces una joven se le subió en la boca del estómago.
   —
Me matas, gritaba ella.
La otra no escuchaba. La amiga y la sirvienta gritaban:
   —
¿Qué sucede? ¿No oyes? ¿Lo haces aposta?
   La otra siguió encima de ella y le presionó tanto el corazón que murió. La criada y la amiga la depositaron en tierra y lloraron. Las otras las amenazaron diciéndoles:
   —
Cuidadito con contarlo.
   Cuando llegaron al pueblo, la gente preguntó por Tyaratyondyorondyondyo.
   Respondieron:
   —
Hace mucho rato que regresó, pues dijo que le dolía la cabeza.
    —
Aquí no ha llegado, dijeron las gentes.
   La buscaron sin encontrarla e interrogaron a la criada: ésta no dijo nada.
   Un día
preguntaron a unos viajeros:
   —
¿No habrán visto un cadáver?
   —
, cerca del río hemos visto el cadáver de una joven muy bella.
   Fueron para allá: su madre fue llorando a todo lo largo del camino hasta que encontraron a la muerta. La levantó, se la llevo
a casa llorando y la enterró.

   
Con las manos en la masa Joaquín Sabina escribió y cantó con Vainica Doble You Tube

Siempre que vuelves a casa
me pillas en la cocina
embadurnada de harina
con las manos en la masa.

¡Niña!, no quiero platos finos,
vengo del trabajo
y no me apetece pato chino.
A ver si me aliñas
un gazpacho con su ajo y su pepino.

Papas con arroz,
bonito con tomate,
cochinillo, caldereta,
migas con chocolate,
cebolleta en vinagreta,
morteruelo, lacón con grelos,
bacalao al pil pil
y un poquito perejil.

-Chiquillo, que yo hice un cursillo
para Cordon Bleu
-Eso ya lo sé, pero chiquilla...
-...¿Qué?
-Dame pepinillos, y yo los remojaré
con una copita de ojén.

EL ARRIERO You Tube
(Samba) por A. Yupanqui

En las arenas bailan los remolinos,
el sol juega en el brillo del pedregal,
y prendido a la magia de los caminos,
el arriero va, el arriero va ...

Es bandera de niebla su poncho al viento,
lo saludan las flautas del pajonal,
y guapeando en la senda por esos cerros,
el arriero va, el arriero va ...

Estribillo
Las penas y las vaquitas se van por la misma senda,
las penas y las vaquitas se van por la misma senda,
las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas,
las penas son de nosotros, las vaquitas son ajenas.

Un degüello de soles muestra la tarde
se han dormido las luces del pedregal
y animando a la tropa dale que dale
el arriero va, el arriero va ...


Ah malhaya la noche traiga recuerdos,
que hagan menos pesada la soledad,
como sombra en la sombra por esos cerros,
el arriero va, el arriero va ...

pa'casita

Baltasar del Alcázar c 1550 - 1606 You Tube

Tres cosas me tienen preso
De amores el corazón:
La bella Inés, y jamón,
Y berenjenas con queso.

Una Inés, amantes, es
Quien tuvo en mí tal poder,
Que me hizo aborrecer
Todo lo que no era Inés.

Trájome un año sin seso,
Hasta que en una ocasión
Me dió á merendar jamón
Y berenjeras con queso.

Fué de Inés la primer palma;
Pero ya juzgarse ha mal
Entre todos ellos cuál
Tiene más parte en mi alma.

En gusto, medida y peso
No les hallo distinción:
Ya quiero Inés, ya jamón,
Ya berenjenas con queso.

Alega Inés su beldad;
El jamón, que es de Aracena;
El queso y la berenjena,
Su andaluz antigüedad.

Y está tan en fil el peso
Que, juzgado sin pasión,
Todo es uno: Inés, jamón
Y berenjenas con queso.

Servirá este nuevo trato
Destos mis nuevos amores
Para que Inés sus favores
Nos los venda más barato.

Pues tendrá por contrapeso
Si no hiciere razón,
Una lonja de jamón
Y berenjenas con queso.
Á FRANCISCO SARMIENTO

Deseáis, señor Sarmiento,
Saber en estos mis años,
Sujetos á tantos daños,
Cómo me porto y sustento.

Yo os lo diré en brevedad,
Porque la historia es bien breve,
Y el daros gusto se os debe
Con toda puntualidad.

Salido el sol por Oriente
De rayos acompañado,
Me dan un güevo pasado
Por agua, blando y caliente,

Con dos tragos del que suelo
Llamar yo néctar divino,
Y á quien otros llaman
vino
Porque nos vino del cielo.

Cuando el luminoso vaso
Toca en la meridional,
Distando por un igual
Del Oriente y del Ocaso,

Me dan, asada y cocida,
De una gruesa y gentil ave,
Con tres veces del suave
Licor que alegra la vida.

Después que, cayendo, viene
Á dar en el Mar hesperio,
Desamparando el imperio
Que en nuestro horizonte tiene.

Me suelen dar á comer
Tostadas en vino mulso,
Que el debilitado pulso
Restituyen en su sér.

Luego me cierran la puerta
Y me entrego al dulce sueño;
Dormido soy de otro dueño:
No sé de mí cosa cierta

Hasta que, habiendo sol nuevo,
Me cuentan cómo he dormido,
Y así, de nuevo les pido
Que me den néctar y güevo.

Ser vieja la casa es esto;
Veo que se va cayendo;
Voile puntales poniendo,
Porque no caiga tan presto.

Mas todo es vano artificio:
Que presto dicen mis males
Han de faltar los puntales
Y allanarse el edificio
Antonio de Nebrija  

CENA JOCOSA  You Tube

 
En Jaén, donde resido,
Vive don Lope de Sosa,
Y diréte, Inés, la cosa
Más brava dél que has oído.


Tenía este caballero
Un criado portugués...
Pero cenemos, Inés,
Si te parece, primero.

La mesa tenemos puesta;
Lo que se ha cenar, junto
Las tazas y el vino, á punto:
Falta comenzar la fiesta.

Rebana pan. Bueno está.
La ensaladilla es del cielo;
Y el salpicón, con su ojuelo,
¿No miras qué tufo da?

Comienza el vinillo nuevo
Y échale la bendición:
Yo tengo por devoción
De santiguar lo que bebo.

Franco fué, Inés, ese toque;
Pero arrójame la bota;
Vale un florín cada gota
Deste vinillo haloque.

¿De qué taberna se trajo?
Mas ya: de la del cantillo;
Diez y seis vale el cuartillo;
No tiene vino más bajo.

Por Nuestro Señor, que es mina
La taberna de Alcocer;
Grande consuelo es tener
La taberna por vecina.

Si es ó no invención moderna,
Vive Dios, que no lo sé;
Pero delicada fué
La invención de la taberna.

Porque allí llego sediento,
Pido vino de lo nuevo,
Mídenlo, dánmelo, bebo,
Págolo y voime contento.

Esto, Inés, ello se alaba;
No es menester alaballo;
Sola una falta le hallo:
Que con la priesa se acaba.

La ensalada y salpicón
Hizo fin; ¿qué viene ahora?
La morcilla. ¡Oh, gran señora,
Digna de veneración!

¡Qué oronda viene y qué bella!
¡Qué través y enjundias tiene!
Paréceme, Inés, que viene
Para que demos en ella.

Pues ¡sus!, encójasey entre,
Que es algo estrecho el camino.
No eches agua, Inés, al vino,
No se escandalice el vientre.
Echa de lo trasaniejo,
Porque con más gusto comas:
Dios te salve, que así tomas,
Como sabia, mi consejo.

Mas di: ¿no adoras y precias
La morcilla ilustre y rica?
¡Cómo la traidora pica!
Tal debe tener especias.

¡Qué llena está de piñones!
Morcilla de cortesanos,
Y asada por esas manos,
Hechas á cebar lechones.

¡Vive Dios, que se podía
Poner al lado del Rey!
Puerco, Inés, á toda ley,
Que hinche tripa vacía.

El corazón me revienta
De placer. No sé de ti
Cómo te va. Yo, por mí,
Sospecho que estás contenta.

Alegre estoy, vive Dios.
Mas oye un punto sutil:
¿No pusiste allí un candil?
¿Cómo remanecen dos?

Pero son preguntas viles;
Ya sé lo que puede ser:
Con este negro beber
Se acrecientan los candiles.

Probemos lo del pichel.
¡Alto licor celestial!
No es el haloquillo tal,
Ni tiene que ver con él.

¡Qué suavidad! ¡Qué clareza,
¿Qué rancio gusto y olor!
¡Qué paladar! ¡Qué color,
Todo con tanta fineza!

Mas el queso sale á plaza
La Moradilla va entrando,
Y ambos vienen preguntando
Por el pichel y la taza.

Prueba el queso, que es extremo:
El de Pinto no le iguala.
Pues la aceituna no es mala:
Bien puede bogar su remo.

Pues haz, Inés, lo que sueles:
Daca de la bota llena
Seis tragos. Hecha es la cena:
Levántense los manteles.

Ya que, Inés, hemos cenado
Tan bien y con tanto gusto,
Parece que será justo
Volver al cuento pasado.

Pues sabrás, Inés hermana,
Que el portugués cayó enfermo...
Las once dan; yo me duermo:
Quédese para mañana.
   

Zambita pa'Don Rosendo You Tube  (como la cantan Jorge Cafrune y Marito)

Han comenzao las cosechas,
los changos a las viñas van,
y en un carro allá va Rosendo
meta chicote pa'su parral.

Han comenzao del Majuelo,
luego a Las Rosas se irán,
seguirán por lo de Vallejo,
en lo de Fernández, viña nuevá.

Estribillo
Ahí viene Rosendo por la calle nueva,
trayendo en su carro el fruto de Dios,
y en las bodegas de Don Pedro
toditas uvas
vino se harán.
Entre surcos y en las bodegas,
los changos entonarán,
esta zambita que ha nacido,
en medio las viñas de mi Amingá.

Por los surcos van juntando
uvas dulces como miel,
y en sus cestitos de poleo
al llenar el carro al tranco se van.

Estribillo
Ahí viene Rosendo por la calle nueva
trayendo en su carro el fruto de Dios,
y en las bodegas de Don Pedro
toditas uvas
vino se harán.
   

Río Duero, río Duero,
nadie a acompañarte baja,
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.
Indiferente o cobarde
la ciudad vuelve la espalda.
No quiere ver en tu espejo
su muralla desdentada.
Tú, viejo Duero, sonríes
entre tus barbas de plata,
moliendo con tus romances
las cosechas mal logradas.
Y entre los santos de piedra
y los álamos de magia
pasas llevando en tus ondas
palabras de amor, palabras.
Quién pudiera como tú,
a la vez quieto y en marcha,
cantar siempre el mismo verso
pero con distinta agua.
Río Duero, río Duero,
nadie a estar contigo baja,
ya nadie quiere atender
tu eterna estrofa olvidada,
sino los enamorados
que preguntan por sus almas
y siembran en tus espumas
palabras de amor, palabras.
(No a su paso por Soria, en Las Arribes del Duero, frontera natural entre España y Portugal. El poblado de Saucelle, que se ve abajo,

  Río Duero, río Duero... (agosto 2011) You Tube

 en la ribera del río, está a 116 msnm, el punto más bajo de la provincia de Salamanca).
 

SANTO DEL NARANJO

El naranjo da naranjas,
pero el santero hace santos.
Vengan a ver los que rezan
los primores de esa mano.

Universo lorquiano

     

Chas, chas... El hacha trabaja
Sin merecer un descanso.
Hachazos que van y vienen,
naranjo se vino abajo...
Un naranjo cargadito
con mil pintonas naranjas,
poco más y es de comerlas...
Pero él llega y pasa el habla.
-Lindo naranjo, y un santo
de su tronco yo le hiciera.
- Si te animas, buen santero.
("Quién como yo lo tuviera...")
     
Medio, medio es de decir
lo que saldrá y ha salido;
vengan ustedes a ver
esto tan largo y pulido...
De mañana se fatiga
y, sin descanso, a la tarde.
Viene la noche y lo encuentra:
- Hachita, dale que dale...
Limas, azuelas, martillos,
formones, cuchillas, sierras,
garlopas, lijas y tornos...
- ¡Qué saldrá de tanta guerra!

Algunas imágenes de CERVANTESGAKUIN

FRONT

<--Tokyo PC

     

Comentario de texto del RINCONDELVAGO.COM

     


Diccionario Etimológico de La Lengua
Castellana (1856) por D. Pedro Felipe Monlau



refranes_mendosa.pdf







Revista de Folklore





Melchor de Palau
Cantares populares y literarios 1900 Espana



Güenos días le dé Dios, patrón... Favorézcame con un trabajito.


Nichisei Gakuin, tres profes


Nichisei Gakuin, dos profes








Quinta División, Sagamiono otoño 2014

Hache, i, jota, ka, ele, elle, eme, a,
que si tú no me quieres otro amante me querrá.
Hache, i, jota, ka, ele, elle, eme, o,
que si tú no me quieres otro amante tendré yo.


Ministerio de Asuntos Exteriores, Kasumigaseki. Profesores y estudiantes



Kamikochi


Training Institute